jump to navigation

El arte callejero, ¿un incordio o una fuente de identidad? 3 Juny 2011

Posted by aciadmin in Articles.
trackback

Territorio y Marketing 06/05/2011 – El que visita Munich recordará indudablemente la imponente Marienplatz. Y quien visita Munich recordará tanto como la Marienplatz a los músicos que deleitan a los ciudadanos y turistas con obras de los grandes compositores versionadas según el arte de cada cual.

La música, el arte callejero puede ser un incordio si está mal estructurado. La música, el arte callejero… puede ser una fuente de identidad si está organizado y es de calidad. A todos nos gusta escuchar, ver, entretenernos… y hay algunas ciudades que organizan el arte en sus calles.

Londres y Nueva York, en ambas ciudades hay sendas iniciativas que promueven a músicos en el subterráneo (que bien podría ser también en la calle).

En Londres la acción se denomina Let the music transport you” (“Deja que la música te transporte”) y ha creado un espacio para que los cantantes seleccionados puedan hacerlo en un entorno que favorezca el respeto y la escucha. En el cartel se explica que el cantante está allí de forma legal y sugiere al viandante que muestre su aprecio por el arte gratuito que allí se ofrece.

El caso de Nueva York es bastante parecido. El Ayuntamiento ha creado un espacio para que las bandas puedan desplegar su arte. Un simple cartel de tela así lo acredita. Ese cartel es buen marketing: barato, aprovecha el talento de los ciudadanos y genera confianza entre los viandantes. En España, ha sido en Barcelona donde ante el gran número de artistas callejeros, el ayuntamiento catalán limitó su participación en las céntricas calles de la ciudad condal y se ha creado el Espacio de Música en la Calle.

En los últimos años la presencia de  los artistas callejeros se ha multiplicado en la ciudad de Barcelona. Resultaba imposible recorrer sus céntricas calles sin toparse por el camino con  un par de hadas, un diablo malvado, un hombre sin cabeza, Eduardo Manostijeras…

Esto sin contar con la gran cantidad de músicos que muestran su arte, en especial en la época de verano que es cuando más se les ve, por los puntos estratégicos de la gran ciudad.Frente a esta gran concurrencia, el ayuntamiento de Barcelona se ve obligado a regular el número de sus artistas limitando su participación, sobretodo en la emblemática Rambla.

“Sólo pueden actuar 15 estatuas humanas en la mañana y 15 en la tarde, para evitar la ocupación desmedida que hay en la actualidad. Normalmente se concentra un promedio de 25 estatuas”, afirmó la concejala Assumpta Escarp.

Pero además de esto los artistas tendrán que superar un examen de selección anual que será convocado por el distrito más turístico de la ciudad, el cual otorgará un carnet de acreditación, a quienes considere aptos para actuar en las calles, teniendo como criterio su formación académica y experiencia demostrada. Todo esto con el fin de mejorar la imagen de la ciudad elevando a la categoría de arte las demostraciones callejeras.

Los artistas callejeros han creado sus propias organizaciones para velar por los intereses de sus miembros para lograr que los espacios públicos puedan ser usados como plataforma de arte. También luchan porque su trabajo sea valorado y bien regulado por parte de las autoridades, además esperan obtener un régimen especial de impuestos, pensado exclusivamente en el trabajo en las calles.

Paula Noviel, presidenta de la Asociación Española y Comunitaria de Estatuas Vivientes y Teatro aboga por la profesionalización. “Queremos que exista una formación de dos o tres años con una titulación. Defendemos el teatro de gorra, de la calle, pero no todo puede ser válido, hay que promover la calidad”, agregó Noviel.

También existen normas para los músicos, quienes  pueden tocar en 23 puntos céntricos pero deben respetar franjas horarias concretas y los amplificadores tienen limitada la potencia de sus decibelios. Las actuaciones musicales en la vía pública sólo se pueden hacer los espacios designados en turnos de mañana y de tarde, y con una duración no superior a 2 horas.

Está sobreentendido que en ningún caso se puede actuar delante de colegios, hospitales, o residencias, según establece la Ordenanza de Convivencia de ciudadana. Por otro lado el comportamiento de artistas a espectadores debe ser respetuoso. No se les puede obligar a entregarles dinero, pues debe ser un acto voluntario.

Anuncis

Comentaris»

No comments yet — be the first.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s

%d bloggers like this: