jump to navigation

El lujo sigue viviendo de lujo 13 Març 2012

Posted by aciadmin in Articles.
trackback

El lujo parece no entender de crisis. A pesar de la mala situación económica de los últimos años, el mercado del denominado lujo personal -que incluye moda, accesorios, cosmética, relojería y joyería- sigue suponiendo alrededor de 5.000 millones de euros en nuestro país. Si bien ha descendido el consumo doméstico, este decrecimiento se ha visto compensado con las ventas a turistas que visitan nuestro país, que explican casi el 30% del total.

Las buenas previsiones de llegada de visitantes a España en 2012, el crecimiento del turismo procedente de países asiáticos y la posible debilidad del valor del euro frente al dólar, el yen y el yuan, indican que este porcentaje seguirá creciendo a lo largo de este año. Son datos que se extraen del primer informe elaborado sobre el mercado del lujo personal elaborado por el Observatorio del Mercado Premium y de Productos de Prestigio de la Fundación IE Business School y Mastercard.

Unas 3,5 millones de familias en nuestro país o lo que es lo mismo, el 20% consumen productos de lujo. María Eugenia Girón, directora de este Observatorio, destaca que “en ellas es posible distinguir cinco perfiles diferentes de consumidores, atendiendo a sus ingresos, patrimonio y gasto anual”.

Así el primero de los segmentos, el aspiracional, es el mayoritario. Está integrado por cerca de 2,8 millones de familias con unos ingresos anuales que se cifran entre 45.000 y 100.000 euros. Aunque el gasto medio por familia en productos de lujo es pequeño, menos de 500 euros anuales, su gran tamaño hace que este segmento represente cerca del 30% del valor del mercado. “Es un grupo que consume, sobre todo, cosmética, perfumes y accesorios de moda”, destaca Girón.

El grupo denominado próspera clase media está formado por alrededor de 390.000 unidades familiares cuyos ingresos anuales son superiores a 100.000 euros. Las personas de este grupo son urbanas, tienen un trabajo por cuenta ajena y ocupan puestos bien remunerados. Su gasto anual es mayor que el del grupo aspiracional -entre 2.000 y 2.500 euros- y representan hasta una cuarta parte del mercado. “Moda y accesorios suponen hasta el 60% del gasto anual”, subraya Girón.

Los emprendedores de éxito son aquellos cuyos activos bancarios son superiores a 750.000 euros, procedentes de inversiones y actividades empresariales. Es el segmento más importante del mercado, con una participación del 35%. Su gasto anual supera los 11.000 euros. Compran, sobre todo, artículos de moda y relojes y joyería.

Los emprendedores de éxito se diferencian de los llamados con solera en que los activos financieros de estos segundos proceden de herencias familiares. Son, al menos, segundas generaciones de familias millonarias. Las 18.000 familias que integran este grupo destinan al año más de 12.000 euros al lujo personal, sobre todo a relojes y joyas y moda.

El último segmento, que el estudio denomina por encima del dinero, se caracteriza -como los dos grupos anteriores-, por poseer activos superiores a 750.000 euros, pero su actitud hacia el lujo es distinta. Según Girón, “quienes componen este grupo son indiferentes al estatus, ya que compran productos premium no sólo por su valor, sino porque encajan en su estilo de vida. El lujo es una parte integral de su estilo de vida y suelen evitar la ostentación. Su motivación en la compra de estos productos no es el prestigio social”. Las 11.000 familias que forman parte de este grupo gastan más de 14.000 euros anuales en artículos de lujo, principalmente en relojes y joyería y muebles.

La suma de estos factores: situación económica, buenas perspectivas para el turismo, rentabilidad de las inversiones y fiscalidad provocará que la recuperación del crecimiento del mercado doméstico de lujo personal va a venir del segmento mayores ingresos (46% del mercado) en una primera fase, “lo que supone que artículos como relojes y joyería saldrán más favorecidos, y se pueden resentir más los que corresponden a la clase media y aspiracional, esto es, cosméticos y accesorios”, concluye Girón.

Premium ‘versus’ lujo

Una marca premium es aquella que “representa más valor para el consumidor, que está dispuesto a pagar tres veces más que el precio medio de los productos de su categoría”. En todas las categorías existen productos premium. Sin embargo, no todas las marcas premium se pueden considerar productos de lujo. Un producto de lujo tiene, además, unas características especiales: mayor calidad, una estética identificable, más exclusividad, una distribución y reconocimiento internacional, además de ser utilizdo por personas reconocidas, como líderes de opinión.

Font: Expansión 14/02/2012

Anuncis

Comentaris»

No comments yet — be the first.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s

%d bloggers like this: